OCIO: VALLADOLID – SEMANA SANTA

Si todavía no sabes que hacer en Semana Santa y quieres un plan de última hora un muy buena opción es Valladolid, qué voy a decir yo que soy de aquí. Pero con la idea de que los que vengáis de fuera, ya sea en estas fechas o cuando os apetezca,  la podáis disfrutar os voy a hacer algunas recomendaciones para unos días perfectos.
Pucela, como también la llama, tiene la ventaja de estar muy bien comunicada por su cercanía a Madrid en tren, autobús o carretera.
Aquí cuando le da por hacer frío hace un rato pero a partir de estas fechas yano suele hacer mucho frío por el día pero el abrigo por la noche suele ser imprescindible.
En Semana Santa la ciudad está llena. Es importante tener en cuenta que estos días es muy difícil aparcar en el centro puesto que con las procesiones cortan muchas calles por lo que lo mejor es o no sacar el coche o dejarlo en un parking.
           
Turismo:
Procesiones: Para los que les guste vivir la Semana Santa, la de Valladolid ha sido declarada de Interés Turístico Internacional por su importancia religiosa así por sus maravillosas tallas entre las que se encuentras obras de Gregorio Fernández, Juan de Juni o Berruguete.  Sus procesiones se caracterizan por su seriedad, silencio, devoción y respeto.  A mi siempre me ha gustado ir el domingo de Ramos a la de la Borriquilla, soy como una niña pequeña, qué le vamos a hacer. El viernes santo,  son sus dos procesiones más importantes, el Sermón de las Siete Palabras y La Sagrada Pasión del Redentor pero os dejo un link con todas las procesiones y horarios para los que estéis interesados. El cartel de este año es una imagen de la Cofradía del Santo Sepulcro, mi paso favorito. 
 
 
Pincha aquí consultar horarios y recorridos.
Si sois de hacer turismo, en Valladolid,  tenemos un montón de Iglesias y museos, os dejo el link de la página de turismo donde os informarán mejor que yo. Y aquí os dejo algunos sitios que podéis visitar que me gustan o me resultan bastante curiosos:
  • Palacio de Pimentel: Podría ser un Palacio cualquiera pero lo que le ha dado la fama es que en él nació Felipe II. En una de sus ventanas hay una cadena y la leyenda cuenta que por esa ventana le sacaron para que fuera bautizado en la Iglesia de San Pablo puesto que si le sacaban por la puerta debía ser bautizado en San Martín, parroquia demasiado sencilla para un futuro Rey. Parece que la leyenda está un poco distorsionada porque había un pasadizo directo a la iglesia pero a pesar de ello a los vallisoletanos nos encanta contarla. Actualmente este palacio es la sede de la Diputación.
  • Casa Zorrilla: Muy cerquita del Palacio Pimentel, en la calle Fray Luis de Granada se encuentra la casa de Zorrilla. En ella nació y pasó su infancia. Actualmente es un museo. No se porqué pero siempre me gustó.
  • Catedral: La Catedral de Valladolid, con todos mis respetos, no es especialmente famosa como pueden ser otras pero solo porque está sin terminar y se quedó en un sexto de lo que iba a ser se merece una visita.
  • Museo Nacional de Escultura: A los amantes del arte les va a enamorar aunque a mí sinceramente en estas fechas me gusta más disfrutar del museo que son nuestras procesiones.
  • Campo Grande: Si tienes niños el Campo Grande, también conocido como el pulmón de Valladolid, es un sitio muy agradable. Puedes disfrutar de un paseo en la barca del difunto Catarro, dar de comer oleas a los patos y ardillas o ver a los pavos reales. Para los que somos de aquí, pasear por aquí es volver a la infancia por unos minutos.
  • Moreras: Otra zona estupenda para pasear es las Moreras. Situadas en la rivera del río Pisuerga en pleno centro de la ciudad. Esta zona es mi favorita, te permite hacerte una escapada sin salir de la ciudad. Cuenta con una playa fluvial, parque infantil, zonas para hacer ejercicio y hasta una terraza llamada “La Playa” que recuerda los típicos chiringuitos playeros, aunque un poco más cuidado, para tomarte un refresco o una copita donde de vez en cuando Andrés Anaya prepara unas fiestas remember que nos transporta a todos a la adolescencia. Andrés, ¿Para cuando la próxima? Y si quieres un rinconcito tranquilo para relajarte puedes sentarte en uno de los pequeños embarcaderos y a disfrutar.
Gastronomía: Y si algo se nos da bien en esta ciudad es comer y beber por lo que aunque en cualquier sitio podrías comer estupendamente yo os voy a poner algunos de mis sitios favoritos, espero no olvidarme de ninguno.
Empezaremos por las tapitas. Aquí podemos ir desde las más típicas de toda la vida a las más elaboradas. Aunque en todos ellos tienen una gran variedad yo soy un poco de ideas fijas así que os voy a hacer mis recomendaciones para cada sitio.
§        La Sepia: Un sitio de toda la vida donde puedes tomar la sepia con el mejor ali oli de  la ciudad junto a la plaza mayor. Un sabor que me transporta a la infancia, los domingos el plan era misa de dos en San Benito y Sepia.
§       Mejillonera:A parte de los tradicionales mejillones para mi la opción es el bocadillo de calamares bravos, que ricos aunque sin duda toda una bomba de calorías.
§     Tasquita:Aquí podrás degustar las tradicionales tostas de gambas, bocadillo de solomillo al roquefort o el tartar a la pimienta.
§    Sarmiento:Aquí no puedes irte sin probar el “miguelito”, es una tostada con un picadillo de lacón, jamón, salsa holandesa y mucho cariño jaja También tienen una pequeña tienda donde puedes comprar algunos de sus productos. No he encontrado su web ni facebook, os dejo la dirección: Calle del  Conde Ansúrez, 11.
§       Tahona:Otra apuesta segura de la ciudad es la Tahona tanto en barra como en el restaurante. Huevo trufado, alcachofas…
§       Criolla:El mundialmente conocido Paco (dueño de la Criolla), ha sabido combinar tradición con un toque de modernidad teniendo opciones para todos los públicos. Puedes disfrutar tanto de tapas como del restaurante. Algo muy típico de este sitio son las tablas.
§       Montellén:Uno de mis sitios favoritos tanto por la calidad como por lo bien que nos tratan Olga e Iñaki. Su especialidad es la carne y ponen una parrillada de morirse. También me encanta su tartar y el carpaccio de gamba. Y si quieres algo rápido en barra la brocheta ibérica y la tosta de morucha.
§        La Candela: Después  de haber buscado su toque en el extranjero, Peña, mítico de Pucela ha vuelto y en la Candela podrás degustar tapas que aúnan sabores tradicionales y exóticos. Su especialidad son los arroces, aunque he de decir que todo está rico. Un sitio con muy buen rollito para tomarse unas cañas. Y si te quieres animar un poco no te vayas sin probar su patxiboom, receta secreta!!!
§         Villaparamesa: Su salmorejo con sandía en verano (Javi ya me lo pone al entrar sin pedirlo) y sus postres me tienen conquistada. Sobre todo la leche frita. Aunque he de decir que echo mucho de menos el Carpaccio con Foie, piñones y helado de aceite de oliva que hacían en el restaurante que tenían Villanubla. Chato, ponlo en carta por favor!!!!
§        La Cabeza de Maria Antonieta: Un bar pequeñito con buena decoración para tomarte un vinito y una tapa con Cayetana!!!
§         El PesoEl Corcho: Uno de los sitios más famosos de Valladolid para comerte una buena croqueta de toda la vida es el corcho en la calle correos, 2. Si quieres su versión más moderna con boletus puedes acercarte al peso, es de los mismos dueños y están igual de buenas. En el peso puedes disfrutar de sus tapas, raciones o carta. Es recomendable reservar porque siempre está a tope.
§        Ceyjo: Y si seguimos con las croquetas, las de huevo me encantan. Si no tienes ganas de hacer la cena te las venden para llevar fritas o sin freir. 
§        Jero: Una barra llena de pinchos de todo tipo a cual más elaborados te hará dudar de cual elegir. A mi me encanta uno que es un saquito de  pasta filo con una quema de queso dentro que lo decoran con una crema de pistacho y frambuesa. Qué rico!!!
§         Los Zagales de Abadia: Los zagales, si no me equivoco, es de los sitios que más premios por los pinchos se ha llevado. Aquí vamos a encontrar cositas más originales. Mi pincho favorito “Obama en la casa blanca” (Huevo trufado con un toque especial).
§         Monsó Uno y Corinto: Mario y Alfonso han sabido combinar tapas, copas y buen ambiente. En Monsó la tosta de foie es un clásico que puedes disfrutar en la terraza de la plaza Martín y Monsó, 1. Y en Corinto no te vayas sin probar la ensalada de salmón, el tataki de atún con helado de wasabi o el carpaccio de solomillo con helado de parmesano. En Santa Santa no se si tendrán algo organizado pero normalmente los jueves tienen Ladys Night con menú especial y algunos viernes DJ para ambientar la primera copita.
§    Martín Quiroga:Es otro sitio que me gusta mucho pero de los que es imprescindible reservar porque es muy pequeñito. Carpaccio de gamba, vieras a la plancha, siempre tienen algo para sorprenderte un poco.
§         La Puñeta: Restaurante mexicano con toques españoles. Vete a ver a Miguelito a la calle Santa María, 19 y que te ponga unos nachos y una buena carne a la piedra. Y si hay suerte igual ha leche frita de mi tía y ya te vuelves loco.
§         Nippon: Si te gusta el japo, tienes que ir a ver a Dragan y Oscar, esta es mi opción favorita de la ciudad. O si estas ko y no quieres moverte, ahora te lo llevan a casa. Ya no tienes excusa para no disfrutar de este rico restaurante.
§        Le Bistró:Restaurante internacional y Capuccino bar, así se describen los chicos de le Bistró. Un sitio moderno y acogedor con platos aptos para vegetarianos y celiacos. Muy ricas las ensaladas, lasaña de langostinos, timbal de la huerta y para los más atrevidos los platos orientales. Muy recomendable también para ir a tomarte una infusión y uno de sus postres. Si estas un poco de bajón, acércate a Le Bistró, no hay nada que la tarta de manzana o la cookie no pueda arreglar.
§        Fuensaldaña (La Nieta o La Sorbona): Para los más clásicos que quieran probar el tradicional lechazo, mi recomendación es acercarse a las bodegas de Fuensaldaña. Es un pueblo que está a 6km donde se come fenomenal.
Copas:
§         Pasaje Gutiérrez: El Pasaje Gutiérrez como su nombre indica es un pasaje que comunica dos calles, en él puedes encontrar distintos bares donde tomarte un café o una copa tranquila. Está bien para el vermouth o tarde noche tranquilo. Si quieres una copa un poco elaborada, Alex, las pone estupendamente en la Tertulia.
§         La Tuba: Sergio ha conseguido aunar buena música española y buen ambiente tanto en la terraza por la tarde, si el tiempo acompaña, como dentro por la noche para una copa tranquila a primera hora.
§         Caruso:Otra muy buena opción con buena música y ambiente para primera hora de la noche.
§        Be-Bop: Un buen sitio para echarte unos bailes con música comercial de ayer y de hoy.
§         Molly Malone: Otra alternativa para unos bailes con música comercial
§        Nautico: Tienes la opción de unos bailes dentro o de disfrutar de una estupenda terraza semicubierta tanto en verano como en invierno.
§         La Lupe: Si te gusta salir por el ambiente Luis y Gabi han hecho de La Lupela mejor opción de la ciudad. Tranquilo a primera hora para tomarte algo sentado y muy animado según pasan las horas. Si quieres pasar un rato divertido no te pierdas las actuaciones de Drag Queen que hacen los jueves y los domingos.  Ácida es buenísima.
§         Silk: Para los amantes del house la noche empieza en Silk.
§     Ohm: Si me preguntas cual es el mejor garito de la ciudad su nombre es OHM. Abierto por las tardes para infusiones, cafés y copas tranquilas pero cuando cae la noche y DJ Machine se sube a la cabina… empieza la locura. Buena música, decoración,  ambiente, staff, planazo asegurado. La única pega que a partir de las tres está petado, pero hay que reconocer que los cierres con Love is in the air!!!!!!!!!!!!!! Son grandiosos.
§       Tintín Super Club: Si eres de aguantar hasta las tantas una vez cerrado Ohm la noche continúa en Tintín hasta que el cuerpo aguante.
§   Mambo: Otra opción con buen ambiente para terminar la noche es Mambo, dependiendo de por donde salgas te vendrá mejor una u otra. No están muy lejos pero a esas horas las féminas ya no estamos para pasear con los taconazos.
No te vayas de Valladolid sin probar:
  • Vino Tinto, estas en la Ribera del Duero aunque yo he de confesar que mi favorito es un blanco espumoso muy dulce, 5.5 de Yllera, muy de chicas.
  • Tapas
  • Lechazo
  • Pan D.O.
Espero que estas recomendaciones os permitan disfrutar de mi ciudad y si os animáis y tenéis cualquier duda no dudéis en consultarme.
Gracias por leerme y ¡¡¡Feliz Semana Santa!!! A la vuelta os espero.
 
 
 
 
 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *